martes, 20 de octubre de 2009





Quiero solamente decir,
si hay una manera,
Aleja esta copa de mí,
no quiero probar su veneno,
esa sensación me quema,
He cambiado.
No estoy seguro, como cuando comenzamos.
Entonces, estaba inspirado.
Ahora, estoy triste y cansado.
Escucha, he excedido seguramente las expectativas,
Intentando por tres años, que parecen como treinta.
Podrías pedir tanto de cualquier otro hombre ?

Pero si muero,
Mirá la historia a través mío
y hacé las cosas que vos me pedís de mí,
Dejalas odiarme, golpearme, lastimarme,
clávame a su árbol.
Quiero saber, yo quiero saber,
Quiero ver, yo quiero ver,
¿Porqué debo morir?
¿Sería más importante de lo que fuí antes?
¿Las cosas que yo habrían dicho y hecho no importarían más?
Tendría que saber, yo tendría que saber,
Tendría que ver, yo tendría que ver,
¿Si muero, cuál será mi recompensa?
Tenés que saber, tenés que saber,
¿Por qué debo morir?
¿Podés demostrarme ahora que no moriré en vano?
Demostrame apenas un poco de tu omnipresencia
Demostrame que hay una razón por la que quisieras verme morir.
Te entusiasma saber el como y el donde,
pero no te interesa el porqué.
¡Está bien, moriré!
¡Solo mirame morir!
¡Mirá, mirá, mirá cómo muero!
¡Oh si, mirá cómo muero!

Entonces estuve inspirado.
Ahora, estoy triste y cansado.
Después de todo,
lo intenté por tres años, y parecen como noventa.
Porqué entonces temo acabar lo que comenzamos,
qué vos comenzaste, yo no lo comencé!,
Dios!, tu decisión será tan dura,
Pero vos tenés todas las cartas.
Beberé tu taza de veneno.
Clavame a tu cruz y rompeme.
Sangrame, derrotame.
Matame. ¡Tomame, ahora!
Antes de que cambie de opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.